Una vez creado nuestro personaje de cómic, establecemos una serie de características personales que hacen que nuestro protagonista cobre vida.

Comprobamos como por medio del dibujo y los rasgos que componen nuestra creación, podemos transmitir muchísimas cosas.

También te puede interesar...